lunes, 24 de septiembre de 2018

El día después ¡Será Ley!

Pudimos haber hecho historia, el pasado 8 de agosto, cuando en la Cámara de Senadores se realizó la votación del proyecto de ley por un aborto legal, seguro y gratuito.
Se pudo haber hecho historia, pero la ley no se aprobó. Los Senadores en contra del proyecto fueron mayoría.
Se pudo haber hecho historia, pero la historia fue la misma de siempre.

SE HIZO HISTORIA, porque la historia nunca será igual. Se cayeron las caretas de los dirigentes, de los políticos que nos gobiernan. Se vieron los hilos que los manejan. Se vio a la iglesia hablando a través de sus voces.
SE HIZO HISTORIA, porque el patriarcado le teme al empoderamiento y tiene los días contados. Las mujeres nunca volverán a ser sumisas.  
SE HIZO HISTORIA, porque se va a caer.

El día de la votación en el Senado se hicieron dos vigilias en la Plaza de los Dos Congresos. Divididos por vallas, por un lado los verdes: las personas a favor de la legalización del aborto. Por el otro, los celestes: los grupos pro iglesia en contra.
El día después las vallas continuaron de pie, separando el progreso y el modernismo de la salud sexual.

sábado, 7 de julio de 2018

Humo al por mayor

En el porteño barrio de Once es conocido por vender productos de dudosa calidad. 
Estos artículos "truchos" son un clásico.
La mayoría de los negocios son puro humo.


miércoles, 27 de junio de 2018

#SOMOS TELAM

Antes que Marcos Rojo metiera el gol que clasificó al equipo argentino a octavos de final en el mundial de Rusia, los trabajadores de la agencia estatal de noticias TELAM recibían dos mensajes. Algunos un mail que les agradecía por su labor y les daba la bienvenida al "nuevo modelo de agencia".
 Los otros, por el contrario, recibieron telegramas de despido. Más de 350 trabajadores y trabajadoras de prensa y administrativos fueron despedidos. Quedaron en la calle sin más explicaciones que no sirven en la reestructuración. Muchos sostenes de familia, muchos próximos a jubilarse.
 Hoy marchamos para reclamar por los derechos como trabajadores, por los puestos de trabajo, por el no vaciamiento de la empresa. Una movilización pacífica hasta que la Fuerza Antidisturbios de la Policía de la Ciudad apareció a querer romper, a instigar, a amedrentar.
Después dicen que no trabajan, que son vagos. Los periodistas no, los que estaban con escudos y palos, si.